El último de la fila

Molí des PortitxolTenemos aquí la foto de un superviviente, uno de los pocos vestigios de esos guerreros con aspas que le dieron su nombre a una de los barrios más populares de Palma. Hablamos por supuesto del Molinar, el Molinar de Levante si le ponemos apellido, ya que la ciudad contaba con tres zonas de molinos.

Estos famosos enemigos de Don Quijote aparecieron en el levante de Ciutat, allá por el siglo XVII, para satisfacer las necesidades de molienda de grano, que supuso el principal alimento de los habitantes de Mallorca durante siglos. Una zona despoblada y los vientos de la costa favorecieron su proliferación llegando a contabilizarse 28 de ellos, algunas fuentes dicen incluso que más.

Podéis ver la siguiente foto e imaginaros esa estampa de una fila de molinos custodiando la entrada a Palma desde la carretera de Llucmajor. En las primeras fotos que tenemos de ellos ya habían comenzado a cambiar de uso y a finales del siglo XIX, muchos dejaron sus usos tradicionales y comenzaron a ser utilizados como vivienda de clases populares.

Es MolinarUna de las curiosidades de esta zona es que en uno de estos molinos nació y vivió Damià Reixac, también conocido como Damià des molins. Tal vez su nombre no os diga nada, pero fue el inventor del molino de abanico o de “ramell”, es decir, el molino extractor de agua. Damià ideó y dessarrolló esos molinos que pueblan el Pla, y que forman parte indisoluble de sus paisajes, nació en uno de los molinos del Molinar y vivió en ellos toda su vida, una vida dedicada a los molinos.

Los cambios producidos en la sociedad y el urbanismo en el siglo XX, no les sentaron demasiado bien a nuestros protagonistas y en la década de 1920 comenzaron a desaparecer, las presiones urbanísticas en la década de 1940 aceleraron este proceso llevando casi a su extinción.

Hoy en día sólo se mantienen tres que han sido reconvertidos en restaurantes, dos de ellos en la playa de Can Pere Antoni y nuestro protagonista, al que hemos bautizado con el nombre del grupo de Manolo García que se encuentra en la pequeña península de Sa Roqueta y es conocido como molí des Portitxol. Este solitario molino, permanece escondido tras el hotel del Portitxol y pasa muy desapercibido por eso le hemos querido rendir este pequeño homenaje.

Molí sa RoquetaSi quieres conocer más sobre la historia y evolución del Molinar, de Ciudad Jardín y de la fachada marítima de Palma te invitamos a acompañarnos a nuestra ruta en bicicleta por la Bahía de Palma. El sábado 10 organizamos una salida que es gratuita para nuestros amig@s y gente que nos sigue.

Anuncios

Acerca de mallorca Insólita

Entidad que desarrolla iniciativas culturales.
Esta entrada fue publicada en ACTUALIDAD INSÓLITA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s